MARTES, 31 DE MAYO DE 2016
Crecimiento y pobreza (II)

¿A quiénes deben ir dirigidos los apoyos por parte del gobierno en esta crisis provocada por el Covid19?
A las personas
A las empresas
Sólo a las Pymes
A todos
A nadie



El punto sobre la i
“El gobierno es un mal necesario”
Thomas Paine


Más artículos...
Fernando Amerlinck
• Hernán Cortés, el padre de la patria

Luis Pazos
• AMLO, ¿suicidio político?

Arturo Damm
• Lo ha dicho Negrete

Ricardo Valenzuela
• ¿Cómo llegó Marx a EU… y a México? (II)

Arturo Damm
• Empresario = Benefactor

Santos Mercado
• Una sociedad bien organizada

Víctor Hugo Becerra
• El coronavirus es el iceberg y México es el Titanic


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Arturo Damm







“Para saber si un mayor crecimiento de la economía es condición necesaria para reducir la pobreza, tenemos que definir correctamente la pobreza.”


Que un mayor crecimiento de la economía es condición necesaria (¿también suficiente?) para reducir la pobreza es una afirmación que escuchamos frecuentemente, y en una economía como la mexicana, en la cual el crecimiento deja mucho que desear (2.8 por ciento anual, durante el primer trimestre de este año) y la pobreza afecta a casi la mitad de la población (46.2 por ciento en 2014, según datos del Coneval), es algo que hay que atender seriamente.

Para saber si tal afirmación es cierta (“Para reducir la pobreza la economía debe crecer más”), lo primero que hay que hacer es definir correctamente pobreza. Según el Diccionario de la Real Academia Española de la Lengua pobreza es la “cualidad de pobre” y pobre es el “necesitado, (el) que no tiene lo necesario para vivir”. De acuerdo al Diccionario de Economía y Finanzas (eumed.net) la pobreza consiste en “la carencia de los bienes y servicios necesarios para satisfacer las necesidades básicas”. Sintetizando: la pobreza consiste en la privación de los bienes y servicios necesarios para, por lo menos, satisfacer las necesidades básicas, que defino como aquellas que, de quedar insatisfechas, atentan contra la salud o la vida del ser humano. Esta definición de pobreza, ¿es la correcta, sobre todo si buscamos la manera de eliminarla?

Supongamos que por obra y gracia del Estado Benefactor, y de su agente, el gobierno redistribuidor, a los pobres, identificados como aquellos que carecen de los bienes y servicios necesarios para satisfacer correctamente sus necesidades básicas, se les provee  de los mismos, de tal manera que ya no enfrentan esas carencias, disponiendo de lo necesario para vivir. Según las definiciones consultadas de pobreza las personas así favorecidas por el Estado Benefactor, al contar con lo indispensable para vivir, al no carecer de los bienes y servicios indispensables, ya no serían pobres, momento de distinguir entre una persona mantenida y una autosuficiente.

¿Basta con disponer de lo necesario para dejar de ser pobre? ¿Importa nada más el fin o también el medio?

Continuará.

• Cultura económica • Pobreza y desigualdad

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus