VIERNES, 13 DE OCTUBRE DE 2017
Inversión fija bruta, preocupante

¿A quiénes deben ir dirigidos los apoyos por parte del gobierno en esta crisis provocada por el Covid19?
A las personas
A las empresas
Sólo a las Pymes
A todos
A nadie



El punto sobre la i
“El gobierno es un mal necesario”
Thomas Paine


Más artículos...
Santos Mercado
• Después de la pandemia, a resolver la crisis económica

Manuel Suárez Mier
• Liderazgos fallidos

Arturo Damm
• Domingo, día clave

Fernando Amerlinck
• Hernán Cortés, el padre de la patria

Luis Pazos
• AMLO, ¿suicidio político?

Arturo Damm
• Lo ha dicho Negrete

Ricardo Valenzuela
• ¿Cómo llegó Marx a EU… y a México? (II)


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Arturo Damm







“La tendencia es clara. Nuevamente preocupante.”


La inversión fija bruta (IFB) en instalaciones maquinaria y equipo es parte esencial de la inversión directa (ID), que abre empresas, produce bienes y servicios, crea empleos, y le permite, a quienes obtienen esos puestos de trabajo, generar ingresos, ID de la cual depende el crecimiento de la economía, que se mide por el comportamiento de la producción de dichos bienes y servicios. Dada la importancia de la IFB es que preocupa su reciente desempeño.

En julio pasado, en términos mensuales (comparando julio con junio), y desestacionalizados (eliminando los efectos estacionales y de calendario), la IFB total decreció 1.5 por ciento. ¿Bien o mal? Un año antes, julio del 2016, decreció 0.7 por ciento. Un mes antes, junio 2017, decreció 2.0 por ciento.

La IFB se divide en tres grandes grupos: 1) inversión en maquinaria y equipo (IME); 2) inversión en construcción residencial (ICR); 3) inversión en construcción no residencial (ICNR) (fábricas, centros comerciales, oficinas, bodegas; infraestructura de comunicaciones y transportes: aeropuertos, puertos, carreteras; etc.). En julio pasado, de manera mensual y desestacionalizada, este fue el comportamiento de tales inversiones. La IME decreció 0.7 por ciento. ¿Bien o mal? Un año antes, julio 2016, decreció 3.9 por ciento. Un mes antes, junio de 2017, decreció 0.1 por ciento. La ICR decreció 8.6 por ciento. ¿Bien o mal? Un año antes, julio del 2016, decreció 1.2 por ciento. Un mes antes, junio 2017, creció 2.7 por ciento. Por último, la ICNR decreció 1.4 por ciento. ¿Bien o mal? Un año antes, julio 2016, decreció 1.5 por ciento. Un mes antes, junio de 2017, decreció 0.4 por ciento.

Con relación al comportamiento de la IFB en julio pasado, de las cuatro mediciones consideradas (IFB, IME, ICR e ICNR), las cuatro arrojaron, mensual y desestacionalizadamente, resultados negativos, decrecimiento. Preocupante.

En promedio mensual, desestacionalizada y mensualmente, la IFB creció, entre enero y julio, de 2015, 2016 y 2017, respectivamente, de la siguiente manera: 0.50, menos 0.07, menos 0.53 por ciento. La tendencia es clara. Nuevamente preocupante.

• Problemas económicos de México

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus