LUNES, 30 DE DICIEMBRE DE 2013
¿Qué nos depara el destino? (¿alguien sabe?) III

¿La cancelación de la construcción de la planta de Constellation Brands en Mexicali representa un punto de quiebre entre el gobierno y los empresarios?
No, habrá más proyectos
Definitivamente



El punto sobre la i
“El gobierno es un mal necesario”
Thomas Paine


Más artículos...
Santos Mercado
• Una sociedad bien organizada

Víctor Hugo Becerra
• El coronavirus es el iceberg y México es el Titanic

Arturo Damm
• Art. 39 CFF

Isaac Katz
• La gran crisis

Arturo Damm
• Comercio exterior, de mal en peor

Manuel Suárez Mier
• Crisis financiera en EU

Arturo Damm
• Condiciones de empleo y cuarentena


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Arturo Damm







“Una y otra vez queda mostrada la ineficacia de los economistas para predecir el futuro, sobre todo si por predicción entendemos el anuncio de lo que real y verdaderamente va a suceder.”


Una y otra vez queda mostrada (lo cual es más contundente que demostrada), la ineficacia de los economistas para predecir el futuro, sobre todo si por predicción entendemos el anuncio de lo que real y verdaderamente (ojo: verdadera y realmente) va a suceder, muestra que encontramos en la Encuesta sobre las Expectativas de los Especialistas en Economía del Sector Privado que, todos los meses, levanta el Banco de México entre 38 grupos de análisis y consultoría económica del sector privado, tanto nacional como extranjero. (Véanse las dos primeras entregas de esta serie).

 

Pese a esa ineficacia, una y otra vez se nos pregunta a los economistas qué va a pasar, y centro la atención en las preguntas más frecuentes, mismas que se hacen, sobre todo, a finales del año, con la mira puesta en el año entrante. ¿Cuánto va a crecer la economía? ¿Cuál será la tasa de desempleo? ¿Cuál será la inflación? ¿Qué pasará con el tipo de cambio? ¿Subirán o bajarán las tasas de interés? ¿Dónde podemos encontrar las respuestas a tales preguntas? Una opción es la ya mentada Encuesta sobre las Expectativas de los Especialistas en Economía del Sector Privado, correspondiente al mes de noviembre pasado (la de diciembre, el momento de escribir esta líneas, todavía no la conocemos).

 

Estas son las predicciones para el 2014. Crecimiento del PIB: 3.34 por ciento (predicción para 2013: 1.28). Tasa de desempleo: 4.9 por ciento de la población económicamente activa (predicción para 2013: 5.0). Inflación: 3.88 (predicción para 2013: 3.71). Tipo de cambio, al cierre del año: 12.74 pesos por dólar (predicción para el cierre de 2013: 12.90). Tasa de interés, Cetes a 28 días, al cierre del año: 3.59 por ciento (predicción para el cierre de 2013: 3.47).

 

Usted, lector, ¿planearía para el 2014 en función de estas predicciones? La respuesta depende de la confiabilidad de las mismas, misma que depende la de la eficacia de los economistas a la hora de predecir, es decir, a la hora de anunciar lo que verdadera y realmente (ojo: real y verdaderamente) va a pasar, eficacia que fue el tema de las dos primeras entregas de esta serie, a las cuales, si nos las leyó en su momento, lo remito.

 

Más allá de lo dicho en las entregas anteriores consideremos lo siguiente, y vuelvo a centrar la atención, por la importancia que tiene, en el PIB, en la producción de bienes y servicios y, por ello, en la generación de ingreso. En la encuesta de noviembre pasado se nos dice que, en 2014, el PIB crecerá 3.34 por ciento, pero no olvidemos que esta cifra es el promedio (la media aritmética) de las respuestas que, con relación al tema, dieron los 38 encuestados, resultados que oscilan entre un mínimo de 2.30 por ciento y un máximo de 4.10, lo cual representa una diferencia de 22.8 por ciento a la alza y de 31.1 por ciento a la baja.

 

Repito la pregunta: Usted, lector, ¿planearía para el 2014 en función de estas predicciones?

 

Continuará.

 

• Problemas económicos de México • Perspectivas

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus