MARTES, 21 DE JUNIO DE 2016
¿Cómo va la economía? (II)

¿La cancelación de la construcción de la planta de Constellation Brands en Mexicali representa un punto de quiebre entre el gobierno y los empresarios?
No, habrá más proyectos
Definitivamente



El punto sobre la i
“El gobierno es un mal necesario”
Thomas Paine


Más artículos...
Santos Mercado
• Una sociedad bien organizada

Víctor Hugo Becerra
• El coronavirus es el iceberg y México es el Titanic

Arturo Damm
• Art. 39 CFF

Isaac Katz
• La gran crisis

Arturo Damm
• Comercio exterior, de mal en peor

Manuel Suárez Mier
• Crisis financiera en EU

Arturo Damm
• Condiciones de empleo y cuarentena


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Arturo Damm







“El promedio puede no coincidir con el comportamiento de ninguna producción, de ningún bien o servicio.”


Si a la pregunta “¿Cómo va la economía mexicana?” respondo: “Durante el primer trimestre del año, en términos anuales, el PIB creció 2.8 por ciento”, ¿qué es lo que estoy diciendo? Que en promedio, entre enero y marzo, en comparación con enero y marzo del año pasado, la producción de bienes y servicios para el consumo final (que eso mide el PIB) resultó 2.8 por ciento mayor. ¿Quiere esto decir que todas las producciones, de todos los bienes y servicios, crecieron 2.8 por ciento? No, claro que no. Lo que quiere decir es que, en promedio, la producción de bienes y servicios aumentó 2.8 por ciento. En promedio, mismo que puede no coincidir con el comportamiento de ninguna producción, de ningún bien o servicio.

Como lo vimos en la primera entrega de esta serie, el PIB se divide en tres grandes grupos de actividades económicas: primarias (agricultura, ganadería, aprovechamiento forestal, pesca); secundarias (industrias de la transformación); terciarias (sector de los servicios). Durante el primer trimestre del año las primeras crecieron 2.7, las segundas 1.9, las terceras 3.9 por ciento, y el promedio fue 2.8 por ciento[1], que no muestra o refleja la realidad concreta de los agentes económicos individualmente considerados.

Algo parecido sucede, por ejemplo, con la inflación. Durante el pasado mes de mayo la inflación anual fue del 2.6 por ciento. ¿Quiere esto decir que todos los precios, de todos los bienes y servicios ofrecidos a los consumidores, aumentaron en ese porcentaje? No, por supuesto que no. Veamos.

Para empezar el INEGI calcula la inflación para mercancías (alimentos, bebidas, tabaco y mercancías no alimentarias);  servicios (vivienda, colegiaturas, otros servicios);  productos agropecuarios (frutas, verduras, pecuarios); energéticos y tarifas autorizadas por el gobierno. La inflación de las mercancías fue 3.6 por ciento; de los servicios 2.4; de los productos agropecuarios 5.1, y de los energéticos y tarifas autorizadas por el gobierno menos 0.7. La inflación promedio no muestra o refleja la realidad concreta del comportamiento de los precios.

Continuará.


[1] Utilizo las cifras desestacionalizadas.
• Cultura económica • Problemas económicos de México

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus